domingo, 13 de diciembre de 2009

CONCIERTO RECITAL EN AYERBE

El domingo 13 de Diciembre, en la Iglesia Parroquial de San Pedro de ayerbe se celebró un magnífico Concierto Recital organizado por la Asociación Ayerbe Estación, y que contó con la participación de la soprano ecuatoriana Mariela Añazco, la pianista ayerbense Edith Artal, y la recitadora Myriam Grande.El repertorio estaba formado por música del barroco y del renacimiento. Se destacan obras muy conmovedoras como L'Eraclito Amoroso de la compositora italiana Barbara Strozzi y algunas obras poco conocidas como la cantata In Hoc Mundo del jesuita Domenico Zipoli. Esta obra del siglo XVIII fue encontrada hace pocos años en plena selva Boliviana.

Entre las pausas de las obras de canto, Myriam recitó poemas del Siglo de Oro español.
La Iglesia, presentó una gran afluencia de público de todas las edades, que quedaron maravillados por esta actuación.

Si quieres disfrutar de más imágenes: pincha aquí ((.))
Mas información en >>Diario del AltoAragón<<

1 comentario:

Orly dijo...

Ciertamente bueno el concierto, en mi opinión, claro. Además, me gustaría comentar un aspecto. Es verdad que hubo público de todas las edades, y en mi opinión, sobraban los espectadores de menor edad. Como he dicho, un concierto así, te puede o no gustar, a partir de cierta edad, pero lo que no se puede pretender (algunos padres creían que lo conseguirían a base de ssssscchhhhhh), es mantener a niños pequeños callados durante más de dos horas, en un recinto cerrado en el que, sobre todo para escuchar recitar Sonetos, poemas y redondillas del Siglo de oro, se necesita completo silencio. La acústica de la Iglesia es buena, pero también es buena para cuando un niño llora y el adulto que va con él se esfuerza en callarlo a base de "sccchhhssss", que evitan que se pueda escuchar una lectura de la calidad que nos regalaron ayer. La pianista, Edith, y la soprano, Mariela, eran menos victimas de los ruidos, pero fue una lástima no poder disfrutar de la lectura que nos brindó Miriam. En fin... Habrá que pensar más en que a los niños se los lleva al circo que asi no hay que mandarlos callar, pueden gritar, divertirse, llorar... y ensalzan el espectáculo del circo, y no a eventos de este tipo, que en lugar de ensalzarlo, las interferencias acústicas, lo devalúan, y con la calidad que había ayer delante del altar, fue una pena no poder disfrutarlo al cien por cien. Alguién podrá pensar que es muy fácil criticar ésto sin tener crios a los qué educar, y que es muy fácil educar a los hijos de los demás. Igual sí, pero si yo alguna vez tengo hijos, y en algún momento se me puede reprochar alguna actitud parecida a esta, espero que se me critique, o se me comente, porque seguramente esté devaluando la calidad de algún recital, concierto o evento que merezca, para los que lo dan y para los que lo quieren escuchar, el respeto que merecen por querer darlo y por tratar de escucharlo.